Cómo hacer la Técnica del Estarcido

¿Qué es la Técnica del Estarcido?

Para recuperar, remozar o volver a poner en circulación cualquier tipo de objetos, podemos echar mano a una técnica muy popular: el estarcido. Este procedimiento nos permite dar un nuevo aspecto a muebles, objetos decorativos, paredes, e incluso telas, por lo que resulta de gran utilidad y versatilidad.

Para poner en práctica la técnica del estarcido necesitamos lo siguiente:

- La pintura más adecuada, según la superficie a tratar
- Moldes calados de bajo grosor, conocidos como esténcil (stencil).
- Pinceles
- Esponjas (o muñecas)
- Cinta adhesiva de bajo contacto (como la cinta de papel o la cinta de enmascarar)
- Una bandeja para pinturas (puede ser plástica, de madera o incluso una bandeja de telgopor)

Comprar o fabricar un esténcil

Los moldes o stencils podemos adquirirlos en librerías y tiendas de pintura o artesanías, o bien fabricarlos en casa, con una vieja radiografía o una plancha de acetato (las carpetas plásticas también nos servirán). Buscaremos en internet un diseño adecuado, o lo dibujaremos sobre un papel, y colocaremos la plancha de acetato por encima, para marcarla y luego cortarla con un cutter, bisturí o trincheta. En esta nota encontrarás mas información sobre cómo hacer un esténcil

¿Qué pintura utilizar para hacer estarcido?

La pintura a utilizar dependerá de la superficie a tratar. Si se trata de cortinas, tapizados o géneros, utilizaremos pinturas para tela con o sin relieve. Para maderas u otros similares, podremos usar acrílicos o esmaltes (también óleos), mientras que para vidrios, porcelanas y cerámicos, elegiremos pinturas acrílicas mezcladas con laca vitral o barniz vitrificable.

Cómo aplicar la técnica del estarcido

Comenzaremos por poner en condiciones la superficie a tratar, lijando suavemente y limpiándola de suciedad y polvillo. Colocaremos el stencil en el lugar deseado, sujetándolo con cinta adhesiva de bajo contacto. Luego, aplicaremos la pintura con pincel (si no fuese muy acuosa) o con esponjas y muñecas, dando pequeños golpes. Las pinceladas siempre deben ser desde el exterior hacia el interior de lo ahuecado o calado del molde, para que la pintura no se escurra por debajo del acetato, deformando la figura a pintar.

El esténcil o la técnica de estarcido se realiza en una sola aplicación, por lo que debemos asegurarnos de cubrir bien la superficie deseada.

Al finalizar, retiramos el molde y dejamos secar totalmente, para luego proteger el trabajo con un barniz (en pincel o aerosol), o con lacas o ceras, según el trabajo realizado y la superficie tratada.

Algo importante a saber es que podemos realizar la técnica del estarcido en un paso, pero entremezclando colores para lograr un acabado más llamativo. Usaremos en este caso la técnica de húmedo sobre húmedo para evitar distinciones demasiado duras de los colores, logrando un fundido entre ellos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer la Técnica del Estarcido , te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

35 valoraciones. El 86% dice que es útil.