Cómo identificar y conocer las fibras naturales

Cómo reconocer las fibras naturales

En la actualidad, la mayoría de las telas no se encuentran en estado puro en lo que se refiere fibras naturales. Esto se debe a que esas combinaciones permiten otros beneficios, como que sean más fáciles de planchar, lavar e incluso más cómoda, ya que se arruga menos y es mas suave al roce con la piel. Las telas que más comúnmente se mezclan para lograr estos beneficios son el algodón, el lino y la seda.

Para identificar y conocer las fibras naturales, debemos prestar atención a las características propias de cada tela o género natural.

Algodón. En algunas ocasiones la podemos obtener pura, es decir 100% algodón. Generalmente la encontramos en este estado en toallones, toallas, alfombras y mantas.

Lino. En estado puro es muy utilizado en cortinas, almohadones y manteles.

Lana. Se suele utilizar pura, para lograr que sea más aislante y conserve mejor la temperatura.

Cómo elegir el tipo de tela según el uso

La mezcla de algodón, hilo o seda, se prefiere en géneros con mezcla para la confección de sabanas, almohadones y para tapizar sillas o sillones de uso diario. Es decir, elementos que necesiten una tela resistente.

Las sabanas 100% de algodón o hilo son muy difíciles de encontrar, pero son las mejores al tacto y conservan mejor el calor. Si sólo las encontramos mezcladas con otros géneros, lo mejor es optar por aquellas combinaciones de telas de buena calidad.

Cuando los géneros nos presentan combinaciones de telas de mala calidad (demasiado artificiales), no deben nunca utilizarse para elementos de cama.

En el momento de optar por un  género para un dormitorio, ya sea cortinas o ropa de cama, hay que tomar ciertos recaudos, sobre todo si la habitación es de niños o personas muy mayores. Hay muchos géneros que juntan demasiado polvo e incluso atraen a los ácaros, lo que puede producir reacciones alérgicas.

Por esta razón, siempre antes de elegir un tejido, debemos asesorarnos sobre cual es su composición. Lo ideal es acudir a una tienda con una amplia gama de materiales y con vendedoras con experiencia que sean capaces de orientarnos.

Las sabanas 100% de algodón o hilo son muy difíciles de encontrar, pero son las mejores al tacto y conservan mejor el calor. Si sólo las encontramos mezcladas con otros géneros, lo mejor es optar por aquellas combinaciones de telas de buena calidad.

Cuando los géneros nos presentan combinaciones de telas de mala calidad (demasiado artificiales), no deben nunca utilizarse para elementos de cama.

En el momento de optar por un  género para un dormitorio, ya sea cortinas o ropa de cama, hay que tomar ciertos recaudos, sobre todo si la habitación es de niños o personas muy mayores. Hay muchos géneros que juntan demasiado polvo e incluso atraen a los ácaros, lo que puede producir reacciones alérgicas.

Por esta razón, siempre antes de elegir un tejido, debemos asesorarnos sobre cual es su composición. Lo ideal es acudir a una tienda con una amplia gama de materiales y con vendedoras con experiencia que sean capaces de orientarnos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo identificar y conocer las fibras naturales, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

17 valoraciones. El 24% dice que es útil.