Cómo reutilizar las ruedas de las bicicletas

Reciclar ruedas de bicicletas

Las ruedas de bicicletas (nos referimos a la goma interior, es decir, la cámara que contiene el aire) son un material que en ocasiones abunda en nuestros hogares. Cuando se pinchan, podemos repararlas con parches, aunque luego de varios remiendos y desgaste por el uso es muy poco lo que podemos hacer, no queda mas que  tirarlas a la basura y adquirir una nueva. Pero por fortuna, tenemos algunas ideas que nos permiten re-aprovechar las viejas y gastadas ruedas de bicicleta en objetos llamativos, novedosos y funcionales, para colaborar así en las tareas de conservación y mantenimiento de nuestro medio ambiente.

 

La goma y los elementos a partir de los cuales están elaboradas las ruedas de bicicletas son algo muy resistente, flexible, fácil de mantener, y muy aptos para dejar volar la imaginación en la creación de nuevos objetos.

Cuando debamos cambiar la rueda de la bicicleta, conservaremos la goma y la acondicionaremos para trabajar con ella, limpiándola y dejándola en el mejor estado posible de apariencia.

Ideas para reutilizar las viejas cámaras de bicicleta

Atar o sujetar. Luego, podremos usarlas, por ejemplo, como método de sujeción de plantas y árboles a su palo tutor, ya que se trata de un material sumamente resistente a la intemperie.

Podemos también usar esta goma como una suerte de soga para atar los elementos del jardín, e incuso acondicionar para cubrir los bordes de las paletas de corte de la máquina de cortar el pasto, y para cubrir el filo de las palas, rastrillos y otros materiales de jardinería, protegiendo nuestras manos y dejándolos más seguros para evitar accidentes.

Accesorios. Otros usos más divertidos son crear piezas de vestir y accesorios. Podemos hacer un cinturón bien gracioso y llamativo, tan sólo cortando la rueda y agregándole una hebilla, haciendo las perforaciones correspondientes. También podemos usarlas para hacer collares extravagantes y pulseras llamativas, aprovechándolas para hacer una gran fiesta de disfraces o para crear un look moderno y propio.

Topes. Algo práctico es conservar las ruedas gastadas para usar como topes en muebles, evitando que dañen nuestros pisos y alfombras y también previniendo que se resbalen y muevan. Para ello, recortamos cuantas piezas sean necesarias (en el tamaño y forma más adecuados) y adherimos a las patas y puntos de apoyo de los muebles con pegamento de dos componentes.

Son muchos los usos que podemos darles a las ruedas de las bicicletas que ya no sirven, seguramente en nuestras tareas cotidianas encontraremos nuevas maneras de aprovecharlas.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reutilizar las ruedas de las bicicletas, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

5 valoraciones. El 80% dice que es útil.