Cómo Aprovechar los Recortes y Retazos de Tela

Ideas para Aprovechar los Retazos de Telas

Cuando nos dedicamos a la costura y a los remiendos, extensiones y achiques de las viejas prendas de vestir, solemos terminar con grandes bolsas repletas de recortes y retazos de telas que carecen del tamaño suficiente como para permitir una nueva confección, pero que sería una verdadera pena tirarlas a la basura. Por eso, nos pusimos a pensar en diversas formas en las que podemos aprovechar esos pequeños pedazos de telas de diversos estampados, colores y tamaños, en creaciones novedosas, decorativas, funcionales y sumamente entretenidas de realizar.

Cómo reutilizar los recortes de telas

Las técnicas de patchwork y confección con retazos son las principales a tener en cuenta para aprovechar estos recortes. Con diversos métodos de costura, unión, adhesivos y demás, podemos crear nuevos trozos de telas y nuevos diseños para lucir en tapices originales y personalizados, cobertores para la cama o el sofá, e incluso alfombras y fundas de almohadones, en las que se luzcan trozos de telas de diversos colores, grosores, texturas y motivos de maneras divertidas y originales.

Las telas de menor grosor pueden ser aprovechadas para hacer con ellas pañuelos de cartera. Debemos darles formas cuadradas o rectangulares, y una buena terminación en los bordes. Estos pequeños pañuelitos serán muy útiles, en especial para asear las gafas en caso de necesidad, o para secar lágrimas, retirar suciedades del rostro y todas aquellas eventualidades que nos puedan suceder estando fuera del hogar.

Otra manera de aprovechar las telas más vistosas, cuyos retazos son demasiado pequeños, es convertirlas en cuadros decorativos. Para ello, procuramos un bello marco, y recortamos la tela de manera tal que pueda ser exhibida con o sin paspartú. De esta manera podremos crear, por ejemplo, una decoración ideal para complementar la pared trasera del sofá, utilizando la misma tela de su tapicería y de sus almohadones.

Si los recortes y retazos fuesen demasiado pequeños, podemos convertirlos en finas tiras de unos dos a tres centímetros de ancho, para ir haciendo nuditos y formar una tela llamativa, creando alfombras, posafuentes y demás. Claro, también podemos desmenuzarlas y utilizarlas, por ejemplo, como relleno para el colchón que dispongamos en la cucha de nuestro perro o de nuestro gato, haciendo así una camita mullida para nuestra mascota, completamente lavable.

Sólo hay que poner un poco de imaginación y manos a la obra, y todos tus retazos de telas encontrarán una nueva manera de existir en objetos funcionales y decorativos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Aprovechar los Recortes y Retazos de Tela, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

57 valoraciones. El 79% dice que es útil.