Cómo hacer un Aromatizador de Ambiente

Cómo preparar un aromatizador de ambiente casero

A veces, aunque nos esmeremos en la limpieza y el orden de nuestro hogar, no sentimos la labor como finalizada hasta tanto no hayamos aromatizado los ambientes. Para ello, podemos recurrir a una batería de trucos, soluciones e implementos, y aquí vamos a aprender uno nuevo: vamos a hacer nuestro propio aromatizante de ambientes original y llamativo, de estilo natural y orgánico.

Elementos necesarios

Manos a la obra. Necesitaremos un producto aromatizante, y para ello escogeremos algo simple: una esencia oleosa, es decir, los aceites que solemos utilizar en los hornillos aromatizantes. Podemos utilizar una esencia líquida a base de alcohol o de agua, aunque estas tendrán menor vida útil, debido a la evaporación de este componente.

El aromatizante puede ser adquirido ya en un vistoso envase de boca fina, como una botellita o un frasco con tapa pequeña. Si no es el caso, buscaremos en el mercado alguno con esta forma. Es importante que tenga una boca fina y sea un tanto alto para poder colocar dentro los elementos dispersores de la fragancia sin que se caigan.

El dispersor de aroma sera el encargado de absorber el aceite aromatizante, impregnándose en toda su superficie para luego "repartirlo" hacia el ambiente. Podemos utilizar un papel afelpado, al cual podemos dar mayor rigidez con la ayuda de un alambre de floristería fino: será como el esqueleto del mismo.

Construimos el aromatizador casero

  • Para comenzar a preparar el aromatizador de ambiente, entonces, compraremos una hoja de papel afelpado del color deseado (en nuestro caso escogemos verde porque simulará hojas de una planta), y lo recortaremos con la forma de dos hojas bien largas y finas, con un extremo delgado para poderlo introducir por la boca de la botella.
  • También se puede recortar cuatro hojas, y formar con ellas dos hojas de doble cara, siempre y cuando el papel llegue hasta el extremo inferior para absorber hasta la última gota de aromatizante. Otro elemento que podemos utilizar es una o dos varillas de mimbre bien delgadas.
  • Luego, sellaremos la abertura con goma eva o con unas gotas de silicona caliente, para evitar que el producto aromatizante se evapore.
  • Cuando introducimos las hojas de papel afelpado o las varillas de mimbre a la esencia, estos elementos irán tomando de a poco su aroma, desplazándolo por su superficie, y luego por todo el ambiente, gradual y continuamente.
  • Cuando notemos que ya no despide aroma, será el momento de abrir el frasquito y completar con más fragancia.
  • En casos de urgencia, las esencias y aceites pueden ser reemplazadas por agua de colonia corporal, para aromatizar el ambiente durante una cena o una reunión en casa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un Aromatizador de Ambiente, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

.

Esta nota te fue útil?

26 valoraciones. El 65% dice que es útil.