Cómo hacer un Comedero para los Colibríes

Un Comedero para Observar a los Colibríes

Los picaflores o colibríes son bellísimas aves que suelen visitar nuestros jardines durante los meses de verano. Su captura y cautiverio no es recomendada, ya que estas especies gozan de su libertad. Sin embargo, si deseamos agasajarnos con su presencia, podemos disponer de comederos o bebederos especiales que los atraigan y alimenten al mismo tiempo, para que podamos observarlos sin interrumpirlos.

Por lo general, los árboles de flores, algunos arbustos y plantas de colores amarillo y rojo son los que atraen a estas singulares aves. Por ello, si deseamos disponer un bebedero para colibríes, elegiremos uno comprado en el mercado o fabricado por nosotros mismos con estos colores, y lo colgaremos en algún árbol para que puedan acceder a ellos con facilidad.

Cómo hacer un comedero para colibríes

Hay muchas formas de fabricar bebederos caseros para colibríes. Entre los materiales necesarios, las botellas plásticas y  contenedores son los más utilizados. Se requiere uno que disponga de un cierre hermético, para impedir que el néctar se derrame por acción del vacío efectuado dentro de la botella.

Una manera de hacerlo es tomar una botella plástica con tapa a rosca, algunas cuerdas, goma eva o flores artificiales (si fueran de color rojo, mejor), un tubo plástico o manguera cristal, flexible y fina, y un plato descartable. Una vez limpia la botella, por dentro y fuera, se hacen dos perforaciones del mismo diámetro de la manguera plástica, a cada lado de la botella, a la misma altura una de la otra.

Lo que sigue es pasar los tubos por las perforaciones, dejando un excedente hacia fuera. Se cubre esta zona con las flores artificiales o modeladas. Con el plato plástico, procuramos una sombrilla para dar algo de fresco al bebedero. Luego, la estructura se sujeta al árbol con las sogas o alambres forrados, y ya está listo.

Para preparar el néctar, se debe mezclar una parte de azúcar refinada con cuatro partes de agua tibia, previamente hervida para eliminar cualquier bacteria. Se mezcla hasta disolver el azúcar, y se deja enfriar por completo. No se debe usar miel u otros endulzantes, tampoco jugos de frutas, ya que podrían fermentar y descomponerse. Este néctar se cambia una vez por semana, o cada 4 a 6 días, lavando el bebedero en cada cambio.

Recuerda que puede llevar algún tiempo hasta que los colibríes se acostumbren a tu comedero y accedan a él con mayor regularidad. Hay que tener paciencia, y en poco tiempo gozarás de la compañía diaria de estas bellísimas aves.

Si deseas leer más artículos parecidos a Como alimentar y proteger a colibríes silvestres, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

40 valoraciones. El 88% dice que es útil.