Cómo Cuidar los Periquitos

Consejos para Cuidar a un Periquito

Los periquitos, conocidos también como "periquitos australianos" o "catas australianas", son pequeñas aves que suelen visitar nuestros jardines cuando se hallan en estado silvestre, o bien criados en cautiverio para su posesión como animales de mascota enjaulados. Son sumamente sociables y domesticables, que aportan color y alegría a nuestros jardines con su sola presencia.

Los periquitos son pájaros muy activos, por lo que su cuidado en cautiverio debe tener en cuenta este detalle. Se requieren jaulas de grandes dimensiones para que puedan movilizarse, y que contengan accesorios de juegos variados, como columpios, palos de diversos grosores y sogas. No es poco habitual que quienes poseen periquitos abran las puertas de sus jaulas para que el ave circule libremente por la casa o por el patio, ya que son muy inteligentes y logran encontrar el camino de regreso desde muy pequeños.

Ya que se trata de animales muy sociales, lo mejor es tenerlos de a pares o en conjuntos, para que disfruten de una compañía con los de su propia especie. Recuerda que los periquitos disfrutan de la música, de los sonidos, y de la presencia de otros seres.

A la hora de dormir, es recomendable ingresar la jaula del periquito al hogar, o bien cubrirla con un trapo y con protección para lluvias, si fuera el caso. En temperaturas de invierno, el ave puede permanecer dentro de casa a toda hora, lejos de las estufas y del área de la cocina, procurando aire limpio para que respire bien.

Alimentos para el periquito

Respecto de su alimentación, será necesario tener un comedero limpio y un bebedero, que puede ser de grandes dimensiones para permitirle los baños cando sienta calor, aunque también podría tratarse de un bañadero independiente. Siempre limpia el bebedero a diario, y repone el alimento ingerido retirando las cáscaras huecas de las semillas, especialmente de mijo, sus predilectas.

Las semillas para alimentar a los periquitos australianos pueden ser mijo, como dijimos, o bien avena, alpiste y trigo. También suelen ingerir algunas verduras y frutas, como hojas de lechuga fresca bien lavada, o manzanas. Añade a su dieta zanahorias, acelgas o espinacas, y en pocas ocasiones bananas. Además, puedes completar su alimentación con suplementos vitamínicos y calcios, según las recomendaciones del veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Como cuidar a los periquitos , te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

28 valoraciones. El 89% dice que es útil.