Cómo hacer un Recipiente para Fabricar Compost casero

Cómo hacer un Recipiente para Fabricar Compost casero

La elaboración de compost casero (abono casero), o materia orgánica en descomposición para abonar nuestras plantas y nutrir sus suelos, es una tarea sumamente sencilla, económica y rendidora. En esta nota aprenderemos a hacer el recipiente de descomposición, con pocos materiales y muy poco dinero, pero con una máxima efectividad.

Necesitaremos un cesto plástico, de los que habitualmente se utilizan para la ropa sucia o como basureros. Debe ser "calado", es decir, su superficie debe tener perforaciones y rendijas para que pueda circular el aire.

También necesitaremos forro interior, de iguales dimensiones que el tacho o cesto, de una tela de fibras poco compactas y muy resistentes, como de arpillera. Luego, busca dos parantes que sirvan de patas de apoyo, dos enganches rotativos laterales (que pueden ser reemplazados por una barra que atraviese el tacho o cesto y el forro interior), y un sistema de bisagra y enganche o de cierre resistente para la tapa (la cual, a su vez, también debe estar forrada con esta tela de arpillera o similar).

La idea es que el recipiente para hacer el abono casero quede suspendido en el aire, al menos un poco separado del suelo, y que pueda rotar y girar gracias a los enganches laterales con rulemanes u otros, o bien gracias al caño que lo atraviese. La tapa, una vez sujeta, debe quedar fuertemente adherida, para que al rotar el recipiente y mezclar los elementos que contenga no corramos peligro de que se abra y se caiga nuestro compost casero al piso.

Conviene colocar este recipiente para compost en un rincón del patio, bien alejado de nuestra casa y la de los vecinos, ya que la idea general es lograr un estado de descomposición de la materia orgánica que depositemos dentro, para que así obtengamos un abono natural y orgánico para nuestras plantas.

Cómo usar el recipiente para hacer abono casero para plantas

Su funcionamiento será muy sencillo: al preparar nuestros almuerzos y cenas apartaremos los desechos vegetales (cáscaras, sobras de todo tipo) junto con otros desechos útiles para hacer abono (cáscaras de huevo, granos y otros). Una vez por día, preferentemente por la noche (que es cuando el calor ha disminuido y el compostero emite menos olores) abriremos la tapa y depositaremos todo el material recolectado en el día, así como material vegetal (hojas, ramitas y otros). Para una descomposición más adecuada, se recomienda regar o rociar nuestro recipiente para abono casero una vez al día, y luego hacerlo girar para que los elementos se mezclen.

Ya descompuesto el contenido, iremos retirando "porciones" de compost (abono orgánico) y los mezclaremos con los suelos de nuestras plantas, macetas y cultivos, sin excedernos en la tarea.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer un Recipiente para Compost (abono) Casero, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

106 valoraciones. El 87% dice que es útil.