Consejos para Aprovechar la Luz Natural en Casa

Cómo Aprovechar la luz natural

La luz natural da un aspecto visual muy especial a los ambientes. Además, no es lo mismo entrar a un lugar con luz, que a uno oscuro.

Lograrlo no es difícil, simplemente combinando colores, ubicando los muebles de determinada forma y aclarando las diferentes superficies lograremos una decoración llena de luz y muchos mas positiva.

Cómo aprovechar la luz con las aberturas

Las aberturas cumplen una función importante en lo que al aprovechamiento de la luz natural se refiere. Las ventanas, cuanto más altas, mas uniforme es la luz que permiten entrar. Lo mejor es pintarlas del mismo color que la pared para lograr mayor luminosidad. Se pueden conectar ventanas con arcos y eliminar paredes para dar mayor luz. Estas conexiones, además de ampliar a la vista el espacio, permiten una mayor distribución de la luz en los ambientes.

Hay que tener en cuenta que le exceso de luz (en algunas horas del día) debe ser controlado con cortinas, persianas o algunos elementos decorativos.

Cómo aprovechar la luz con los muebles

Los muebles ideales para un mejor aprovechamiento de la luz natural son los bajos, que además de dar la idea de continuidad, permiten una mejor distribución.

Si tenemos muebles altos, hay que ubicarlos en contra de la pared, rodeando la habitación para  que la luz natural logre llegar a todos los rincones. No es para nada aconsejable poner un mueble en el medio del camino de la luz de la ventana hacia la habitación. Jamás debe colocarse un mueble delante de una ventana o puerta ventana.

Las repisas o bibliotecas también se colocan en contra de la pared, y mejor si no poseen fondo.

Cómo aprovechar la luz natural con las superficies

La luz natural que entra por las aberturas se refleja en las superficies que hay en el ambiente, la cual puede absorber o rechazar. Entonces, debemos saber que las texturas y materiales utilizados en la decoración de la habitación deben ser pensados para el resultado que se desee obtener.

Las superficies claras y con brillo reflejan mejor la luz, mientras que los suelos claros y brillantes, y los muebles claros, permiten una optimización del uso de la luz natural. También ayudan las maderas claras y con pocas vetas. Si hay muebles de hierro o aluminio, los mismos deben estar pintados en colores claros. El cristal da un efecto de luz muy interesante.

Si en el ambiente hay plantas, las mejores son aquellas de hojas claras, los ramos de flores también colaboran con la luminosidad. Los cuadros de marcos con colares claros y los espejos colocados en lugares estratégicos son siempre de gran utilidad. Y si el suelo es oscuro, se puede colocar una alfombra blanca o de un tono suave.

Los Colores y la luz

El color cumple un papel fundamental en el aprovechamiento de la luz natural, ya que el mismo puede iluminar u oscurecer el ambiente.

Los colores claros son la mejor elección a la hora de generar mayor luminosidad. Se puede optar por tonos pasteles, claros y suaves, que ademar de brindar luz, dan la idea de mayor amplitud de la habitación.

Tanto las molduras como los techos deben ser blancos, o al menos más claros que las paredes, ya que de esta forma se da la sensación de mayor luz y espacio.

Para la elección de telas y cortinas, las telas claras, poco tupidas y con una trama abierta permiten un mayor paso de la luz, este es el caso del tul el lino o la gasa. Los almohadones de los sillones de tonos claros multiplican la luz que entra.

Por último, no hay que olvidar que los estampados demasiado grandes oscurecen un poco el ambiente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo aprovechar la luz natural en el hogar, te sugerimos que visites nuestra sección .

.

Esta nota te fue útil?

2 valoraciones. El 50% dice que es útil.