Cómo Tener una Colonia de Hormigas en Casa

Cómo tener Hormigas de Mascotas

Existe gran variedad de hormigas, cada una con sus características y comportamientos determinados. Se trata de insectos no domesticables, por cuanto la tenencia de un hormiguero casi no es considerada como una "mascota de compañía", sino como un entretenimiento. No debemos olvidarnos de que se trata de seres vivos, y que si deseamos mantenerlos, debemos aprender sobre sus detalles de cuidado y mantenimiento.

Si bien no es habitual, las colonias artificiales de hormigas están comenzando a ser mascotas exóticas entre quienes viven en departamentos, lofts, y espacios reducidos. Aportan a los ambientes una suerte de conexión natural, y configuran un punto de atracción visual por demás interesante. En esta nota, aprenderemos sobre las colonias de hormigas, y sobre la creación de una artificial para estos insectos.

Cómo crear una colonia de hormigas

En las colonias de hormigas hay obreras, que generalmente son hembras estériles, y reinas, que son las únicas encargadas de la procreación. En algunas especies otras hembras ponen huevos, sólo con la intención de alimentar a las larvas de la reina, sin que estos hayan sido fecundados por los machos.

Para crear un hormiguero o colonia artificial, debemos conseguir planchas de vidrio o acrílico resistente y translúcido, dos del tamaño de frente deseado, y dos para los laterales. También procuraremos las tapas inferior y superior, la última podrá ser removida, aunque el hormiguero debe permanecer adecuadamente cerrado para evitar el escape de los insectos.

La separación entre las planchas de vidrio frontal y posterior debe ser de un centímetro, para permitir la visualización de los canales. Procura permitir la aireación y la humidificación del hormiguero colocando una tapa superior perforada, y proteger estas aberturas con malla fina o tela que impida el escape.

Comenzamos por ensamblar las partes, y colocar el sustrato o tierra sin material orgánico, o con mínimas proporciones, para evitar la aparición de hongos. Esta tierra debe ser también pobre en humus, y debemos tamizarla para colocarla dentro del hormiguero, evitando las piedras. También podemos esterilizar la tierra, humedeciéndola y luego cociéndola unos minutos en un horno fuerte o microondas, y dejándola enfriar en un lugar cerrado (como la heladera).

Para obtener las hormigas de nuestra colonia, necesitamos como mínimo e indispensable una hormiga reina fecundada (lo sabremos ya que poseen mayor tamaño que las obreras y que los machos, y ya no tienen sus alas). Podremos adquirirlas en tiendas específicas. Luego de las lluvias, en meses cálidos, debemos apresurarnos a buscarlas si lo que deseamos es conseguirlas en estado salvaje.

Cómo alimentar una colonia de hormigas

Su alimentación es a base de semillas, pequeños insectos, larvas y sus secreciones salivales (mieleras), además de una gran variedad de otros platillos dependiendo de la especie.

Recuerda mantener siempre la colonia de hormigas con una relativa humedad (puedes colocar algodones humedecidos en agua pura) y en sitios relativamente oscuros, bien ventilada para evitar la aparición de moho y hongos.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo tener una colonia de hormigas de mascotas, te sugerimos que visites nuestra sección .

Esta nota te fue útil?

11 valoraciones. El 64% dice que es útil.