Cómo hacer ángeles para el Pino de Navidad

Un ángel para decorar el árbol de Navidad

Por tradición, en la punta del pino solemos colocar una estrella (en simbología de la Estrella de Belén), o bien un ángel, que armoniza la decoración del pino y crea una base especial. Y aunque desearíamos tener un hermoso ángel en la punta de nuestro árbol navideño, a veces resulta en verdad costoso adquirirlo. Por eso, aprenderemos a crear un ángel mágico y especial con pocos materiales y dinero.

Cómo hacer un ángel para la punta del Pino

Para crear el ángel necesitamos una base de forma cónica, la que podemos formar con cartón gris, con cartulina blanca, o con otro material flexible y resistente. Ya formado este cono, debemos procurar una esfera para la cabeza. Podemos crearla con una bola de telgopor o isopor, pintada o forrada con tela, o bien con una vieja bola del pino que pintemos o forremos.

A continuación, vestiremos a este ángel echando mano de todos los recortes de tela y retazos que tengamos a nuestra disposición. Lo ideal es que sean blancos, por lo que podemos desteñir los retazos de otros colores que tengamos en el hogar.

Comenzamos por colocar un vestido con tela blanca gruesa, para que haga las veces de miriñaque o de base con volumen. Con un hilo o una cinta, daremos algunas vueltas a la altura de la cintura, para marcar las formas del cuerpo del ángel. Ya colocada la primera base de vestimenta, adherimos la cabeza, que ya debe estar pintada o decorada con las facciones y detalles del rostro que queramos darle a nuestro ángel de Navidad.

A continuación, con gasa cristal, tul u otra gasa blanca crearemos el vestido. Podemos hacer un faldón o un vestido completo, con un rectángulo unido y fruncido en la parte superior, para adherirlo. Lo colocamos en el ángel y decoraremos con lentejuelas cristal o canutillos y mostacillas transparentes. Ya colocado, marcamos las formas del cuerpo con puntillas decorativas al tono.

Con la misma gasa o tul creamos lo que serán las mangas, las que ubicamos a los costados del cuerpo y unimos en los extremos, procurando manos de tela color piel (como la que usamos para forrar la cabeza), o bien rodeando un pequeño rosario en miniatura, pequeñas flores decorativas u otro objeto.

Para finalizar, cubrimos el ángel para el pino con una túnica de gasa cristal decorada, o bien colocamos un cabello improvisado con cintas y objetos de color blanco y plateado. Con alambre decorativo procuramos una aureola que adherimos a la base de la nuca, y colocamos un gran moño de tul o gasa en la espalda para simular las alas. Ya tendremos listo un ángel para decorar nuestro pino de Navidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer ángeles para el Pino de Navidad, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

14 valoraciones. El 64% dice que es útil.