Cómo hacer sahumerios de todo tipo

Recetas para hacer sahumerios caseros

Los sahumerios nos permiten amenizar el ambiente, perfumar el hogar, y hasta crear una atmósfera romántica, espiritual o relajante. Gracias a sus humos perfumados, logran convertir por completo cualquier ambiente o estancia, y su elaboración es en verdad sencilla. 

La forma tradicional de elaborar sahumerios consiste en mezclar un litro de agua con 3 gramos de salitre, y agregar 50 gramos de fécula de maíz y 200 gramos de harina de madera (es el aserrín muy fino). Esta preparación se cuece a fuego moderado hasta que se espese, sin dejar hervir. La pasta puede ser coloreada con colorantes vegetales o anilinas al alcohol, aunque al agregar la esencia (que podemos incorporar unas gotas en esta instancia) la masa tomará su tonalidad.

Luego, el preparado se coloca en un recipiente adecuado (puede ser un vaso de trago largo o un tubo amplio), y se van sumergiendo varillas finas de madera, de modo de ir logrando la forma convencional de sahumerio. Se puede sumergir, dejar secar pinchando la varilla (por su extremo "limpio") en un telgopor o en arena, y luego volver a empastar, para darle mayor grosos.

Otra opción es sumergir hasta la mitad de la vara con una masa de una esencia, y la otra mitad en otra, dejando una separación en el medio, o bien hacer una suerte de degradado para que al encenderlo se emitan aromas diversos.

Sahumerios en espiral

Para hacer sahumerios en formas de espiral, zigzag u otra, coloca la pasta en una manga (que puede ser improvisada con una bolsa), y haz las formas sobre un papel film levemente humectado con aceite o con desmoldante especial.

Ya seco, con o sin varilla, procede a dar a fragancia. Para ello, mezcla la esencia de elección con alcohol fino, coloca la mezcla en una pequeña batea, y reposa allí los sahumerios, para que lo absorban. También puedes disponerlos y rociar directamente con la esencia, provocando una fragancia más fuerte y concentrada. Por último, deja secar bien y reposar antes de usar, guardándolos por separado.

Sahumerios sólidos

La técnica de sahumerios sólidos es muy sencilla. Haz una masa con agua, salitre y fécula de maíz, cocina hasta espesar y retira del fuego. Ya tibia la mezcla, incorpora la harina de maderas, y amasa en una preparación consistente, la que puedes dividir en trocitos y moldear de la forma deseada. Luego, deja secar y perfuma con igual técnica.

Sahumerios de papel

Los sahumerios de papel, por su parte, se realizan cortando tiras finas de papel misionero, las que se sumergen por 5 horas en una preparación de agua (500 cc) y salitre (15 g) caliente. Dejamos reposar las tiras de papel humedecidas en la mezcla, colgadas de una soga, hasta que sequen.

Luego, hacemos el perfumado, insertando los papeles en una batea pequeña con 225 cc de resinoide y 250 cc de alcohol fino, a lo que se agrega 225 cc de aceite retardador. Volvemos a dejar secar los papeles sobre diario, y guardamos herméticamente por separado.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer sahumerios de todo tipo, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

145 valoraciones. El 90% dice que es útil.