Como decorar un espejo simple

En la decoración del hogar y los distintos ambientes, los espejos juegan un papel muy importante. Con su ayuda, hacemos una más efectiva distribución de la luz, y logramos dar la sensación de mayor tamaño incluso a los ambientes más reducidos. Sin embargo, a veces sucede que se trata de elementos de un costo considerable, más aún cuando incorporamos a la ecuación los vistosos marcos y soportes. Por eso, hoy aprenderemos diversas formas de decorar un espejo simple y básico, de una manera muy poco costosa (de hecho: bastante económica), y con pocos materiales y tiempo necesario para su ejecución.

La primera técnica consiste en reutilizar marcos de cuadros para hacer de soporte a los espejos básicos. Sin embargo, no muchas personas disponen de marcos extra. Por eso, rápidamente pasamos a la segunda técnica: el falso vitraux. Con esta técnica, lograremos decorar el espejo con guardas en sus costados, o con motivos florales o los diseños de preferencia. Para ello, calcamos el diseño al vidrio (limpio con alcohol) y trazamos los contornos con pasta tridimensional, preferentemente con pasta de plomo. Una vez seca, vamos colocando la laca vitral del color deseado de a gotas, sin estirar, dejando que se nivele por su cuenta. Dejamos secar un día, y ya tenemos un espejo con una apariencia completamente nueva y personal.

Otra técnica es la de aplicación de gemas o piezas del tipo de venecitas y mosaicos, con la ayuda de pegamento universal. Para aprender a realizar tus propios mosaicos de vidrio, te invitamos a consultar este artículo. También podrías hacer una aplicación de un diseño en estaño, con el paisaje o el motivo que mejor refleje el estilo de tu hogar. También podés aprender a confeccionarlo con nuestro artículo sobre diseño en estaño.

Un último gran recurso a la hora de remozar un espejo plano, es de su pintura o tratamiento, imitando el acabado de la técnica de esmerilado. Dependiendo del estilo, podés aplicar planchas autoadhesivas translúcidas opacas para lograr esta técnica, o bien tratar la superficie según el diseño elegido con líquido esmerilador. Para hacerlo, simplemente calcás el diseño y, con la ayuda de un molde, stencil o cinta de enmascarar, aplicás el producto esmerilador según las indicaciones del envase, dejando actuar por el tiempo necesario, y ya tenés listo un espejo que parecerá más elegante y vistoso, en pocos minutos y de manera muy económica.

Si deseas leer más artículos parecidos a Como decorar un espejo simple, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

12 valoraciones. El 58% dice que es útil.