Cómo decorar reciclando objetos

Decoración con objetos reciclados

Para la decoración del hogar, no hay nada mejor que dejarse llevar por el instinto, el gusto... y por los objetos y materiales que tenemos a disposición. Con un poco de maña y de inventiva, podemos crear verdaderos objetos decorativos sumamente originales y personalizados, prácticamente sin gastar dinero. En esta nota veremos como podemos convertir aquellos objetos y elementos en desuso, en arte para nuestro hogar.

Con la llegada de la primavera solemos hacer esas limpiezas profundas, en las que nos deshacemos de numerosa cantidad de elementos que guardamos con la esperanza de que nos fueran útiles más adelante. Pues bien, ha llegado ese momento. Es hora de ponernos manos a la obra, y darle vida a tornillos, clavos, corchos, loza rota, pedazos de madera y demás.

Ideas para decorar con objetos reciclados

Una idea original y divertida es la de crear pequeños contenedores con algo de madera y vidrio, para poder adherirlos a las paredes, creando cuadros en tándem o una seguidilla despareja de elementos decorativos. Para hacerlo, tan sólo creamos marcos de maderas (con tablas o trozos de madera cortados a medida) de no más de 7 centímetros de espesor. Luego, en una de las caras de frente sujetamos un vidrio o un acrílico. Podemos adherirlo con pegamento, crear un marco interno para su colocación (similar al formato de un portarretratos) o bien sujetarlo con presillas metálicas, tal y como si se tratara de una lámina. Luego, en su interior podremos colocar los objetos que queramos. Luego ceramos el dorso con otro vidrio, con una plancha de corcho, con madera o con gruesa cartulina, y colocamos el elemento más apropiado para colgarlo de la pared. Y es aquí en donde la imaginación la inventiva, y todo aquello que estábamos por tirar a la basura entran en juego.

Por ejemplo, para una habitación masculina, un taller, o un garaje que a veces utilicemos como cuarto de tareas, podemos crear marcos de diversas medidas (cuadrados, rectangulares, incluso triangulares) y rellenarlos con tornillos, turcas, arandelas, clavos o lo que tengamos a mano. Los disponemos en la pared en forma dispareja, dándole el color deseado al marco, y lograremos una decoración original con casi nada de dinero.

Por ejemplo, podemos decorar la cocina creando marcos en los que colocaremos corchos viejos, tapas de gaseosas, incluso las queridas "chapitas" de bebidas. O, por qué no, podemos lograr un decorado increíble para el taller de costura insertando en estos marcos botones, lanas de colores y dedales. Cualquier cosa es bienvenida en estos exhibidores originales.

Por ejemplo, para una habitación masculina, un taller, o un garaje que a veces utilicemos como cuarto de tareas, podemos crear marcos de diversas medidas (cuadrados, rectangulares, incluso triangulares) y rellenarlos con tornillos, turcas, arandelas, clavos o lo que tengamos a mano. Los disponemos en la pared en forma dispareja, dándole el color deseado al marco, y lograremos una decoración original con casi nada de dinero.

Por ejemplo, podemos decorar la cocina creando marcos en los que colocaremos corchos viejos, tapas de gaseosas, incluso las queridas "chapitas" de bebidas. O, por qué no, podemos lograr un decorado increíble para el taller de costura insertando en estos marcos botones, lanas de colores y dedales. Cualquier cosa es bienvenida en estos exhibidores originales.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo decorar reciclando objetos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

3 valoraciones. El 67% dice que es útil.