Cómo comprar en el supermercado

Cómo comprar en el supermercado

Las compras en el supermercado son, francamente, inevitables. Es que allí encontraremos los mejores precios y un mayor surtido que el que podríamos hallar en las tiendas del barrio, pero hay un gran inconveniente con las visitas al súper: gastamos de más, y nos damos cuenta sólo una vez que ya hemos vuelto a casa.

Consejos para comprar en el supermercado

Para evitar hacer gastos excesivos en el supermercado y ahorrar, podernos hacer lo siguiente:

Recorridos. En primer lugar, recorremos la casa, las alacenas, los armarios de limpieza y todos los rincones, y vamos anotando qué es lo que va siendo de necesidad. En esta lista podemos, por ejemplo, señalar aquellos productos que no necesitamos comprar inmediatamente, sino que podemos esperar a encontrarlos de oferta, como las escobas, los aromatizantes y demás. Con esta lista en la mano nos dirigimos al súper. Debemos estar dispuestas a vencer a tentación de comprar artículos que no estén dentro de la lista, aunque esto no significa que no prestemos atención a las grandes ofertas.

Debemos hacer un recorrido estratégico por entre las góndolas del supermercado. Por ejemplo, si no necesitamos nada del bazar (es decir: si en nuestra lista no hay anotaciones del rubro bazar), entonces evitamos este pasillo, y nos dirigimos directamente a los artículos y alimentos de necesidad.

Horarios. Los mejores horarios para ir a comprar los abarrotes son a media mañana y a media tarde. Esto se debe a que aún no estamos cansadas, y tampoco estamos hambrientos: así, evitamos comprar golosinas y alimentos rápidos que en verdad no necesitamos.

Promociones. Otro secreto es el de las puntas de góndola: si vemos que hay un producto allí destacado, pasamos de largo y lo buscamos en las góndolas convencionales. A veces estos destacados son promociones combinadas con otros artículos que no necesitamos.

Vencimientos. Siempre controlar las fechas de vencimiento de los alimentos que compres, en especial las de los productos lácteos. En cuanto a las ofertas increíbles, no te dejes tentar por el precio, y controlá que estos alimentos estén en buenas condiciones, tanto de presentación como de caducidad.

Ofertas. Las ofertas de objetos y alimentos no perecederos deben ser analizadas. Si hay alguna buena barata, no la dejes escapar, siempre y cuando se trate de algo que definitivamente vas a necesitar, y no sólo de algo que se te hizo agradable por el precio.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo comprar en el supermercado, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

6 valoraciones. El 67% dice que es útil.