Cómo crear Mosaicos y símil Venecitas con Vidrios

Cómo crear mosaicos y símil venecitas con vidrios

Las venecitas y minimosaicos son ideales para remozar viejas bandejas, redecorar muebles y objetos, e incluso para crear cuadros y detalles en paredes y otras superficies, haciendo diseños personalizados y espectaculares. Hoy, en este artículo, aprenderemos a crear nuestras propias símil venecitas en vidrio.

Los materiales que vamos a necesitar son botellas de vidrio (de cualquier forma y color, el que prefieras), un frasco plástico con tapa a rosca (que cierre bien hermético), agua, arena, papel de diario y un martillo o algo para romper el vidrio. No está nunca de más aconsejar el uso de gafas protectoras (recordemos que el polvillo de vidrio es casi imperceptible y muy volátil) y guantes protectores, para evitar cortes y molestias.

Pasos para hacer mosaicos y venecitas 

En primer lugar, tomamos varias hojas de papel de diario y envolvemos (sin apretar) la botella o el recipiente de vidrio del cual extraeremos las piezas. Procuraremos que la botella esté limpia y sin etiquetas, para aprovechar al máximo la superficie. Una vez contenido el vidrio dentro del papel de diario, martillamos (despacio) para romper el recipiente. Haremos tantos golpes como fuera necesario, dependiendo del tamaño de las piezas que queremos obtener.

Luego, en el frasco plástico colocaremos agua y arena (una parte de arena, dos a tres de agua), dejando un buen espacio con aire. En esta mezcla vamos colocando las piezas de vidrio cuyo tamaño nos sea adecuado, y cuando ya tengamos suficientes (no debe ser mayor cantidad que la arena), cerramos el recipiente y agitamos vigorosamente en todas direcciones por varios minutos. Esto irá puliendo y limando el vidrio, eliminando los bordes filosos y dejándolos listos para ser utilizados. Podemos ir revisando el avance del pulido cada tanto.

Luego retiramos los vidrios (podemos colarlos con un colador de red grande, para eliminar la arena y el agua juntas, si es que no vamos a volver a utilizarlos) y enjuagamos los vidrios, dejándolos secar. Así obtendremos divinos apliques de vidrio que podremos ubicar en múltiples superficies con la ayuda de pegamentos universales incoloros.

NOTA: si querés tener venecitas o apliques cuadrados, podés comprar planchas de vidrio en las tiendas especializadas y cortarlos con la ayuda de una regla y un cortante para vidrios. Sin embargo, las formas desparejas tienen un atractivo bastante diferente y aportan al trabajo mayor originalidad, además de que te permiten lograr diseños y patrones más divertidos e interesantes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo crear Mosaicos y símil Venecitas con Vidrios, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

75 valoraciones. El 95% dice que es útil.