Cómo embalar en una mudanza

Embalar en una mudanza

Cambiarse de casa, sobre todo si hemos pasado de un alquiler a la casa propia, genera muchas ilusiones, pero también varios contratiempos. Una mudanza sin una previa organización puede convertirse en una catástrofe para todos los que intervengan, sobre todo cuando nos damos cuenta que hemos guardado mas cosas de las que necesitamos.

Ahora bien, si planificamos y organizamos la mayor cantidad de cosas, la llegada a la nueva vivienda se hará de manera mas relajada y sencilla y evitaremos un poco el stress que significa el cambio. A continuación, algunos tips y consejos que con seguridad serán muy útiles para embalar al momento de la mudanza.

Consejos para embalar en una mudanza

- Embalar los artículos pesados en cajas mas bien pequeñas y los livianos en cajas mas grandes.

- Los platos y fuentes deben ser embalados de costado, no apilados, y rellenar los huecos con papel de diario arrugado.

- Controlar que los medicamentos y artículos de tocador estén bien cerrados antes de embalarlos.

- Etiquetar con claridad lo que contiene cada caja, y dejar bien claro aquellas que contengan elementos considerados "Frágiles" colocando carteles en varios lados de cada caja

- Embalar habitación por habitación, así resultará mas fácil colocar las cajas juntas en la nueva habitación y proceder a desembalarlas.

- Si los hijos quieren ayudar, pueden hacerlo embalando sus juguetes, así se sentirán parte de la mudanza y sin dudas son una gran ayuda.

- Dejar a mano la caja que contiene las sábanas y toallas, para encontrarlas con facilidad la primera noche en la casa nueva.

- Retirar las bombillas de las lámparas y veladores antes de embalar.

- Evitar embalar todo en un solo día porque al cabo de unas horas lo sencillo se puede tornar un caos. Es mejor ir embalando varias cajas por día, para que al llegar el momento del traslado la mitad del trabajo ya este hecho.

- Es conveniente pedirle a algún amigo o familiar que se quede con los niños y la mascota mientras el resto realiza la mudanza.

- Colocar las plantas a último momento en el camión de la mudanza o el móvil que se utilice para el traslado.

- No llevar a la casa nueva cosas que no sean necesarias conservar. Este es el momento cuando uno se da cuenta de todo lo que guardo alguna vez por si acaso, y que jamas utilizó realmente. Todo lo que no se ha usado en los últimos 6 meses con seguridad no servirá.

- Una buena opción es vender los muebles que ya no sirvan o que no van a entrar en la nueva vivienda. De paso unos pesos mas sirven para descontar tantos gastos de la mudanza.

- Para el caso que se utilice una empresa de mudanzas, se les puede solicitar unos días antes, cajas, cintas y todos los elementos necesarios para comenzar a embalar.

- Hay que tener la precaución de no utilizar la cinta de embalar directamente sobre los muebles, ya que resultará difícil luego quitar el pegamento que queda al retirar dicha cinta.

- La ropa se debe guardar en bolsas grandes, del tipo de consorcio, y la ropa mas delicada en cajas.

- Envolver los artefactos de cocina en frazadas.

- Armar una caja con los siguientes elementos para llevar en el auto o en un lugar de muy fácil acceso:

  • Herramientas básicas: martillo, destornillador, pinzas, cinta, etc
  • Elementos de higiene: jabón, toallas, papel higiénico, etc.
  • Utensilios de cocina: vasos, platos y cubiertos descartables, algo para comer y beber.
  • Elementos de limpieza: escoba, palita, esponja, trapos, limpiadores, etc.

Luego de estas pequeñas sugerencias para embalar la mudanza debería ser menos complicada de lo normal, y si no lo es, esperemos que la nueva etapa que comienza nos haga olvidar el trabajo que implica un traslado.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo embalar en una mudanza, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

12 valoraciones. El 100% dice que es útil.