Cómo guardar las corbatas

Guardar las corbatas

El guardar correctamente la corbata, además de ayudar a que las mismas aguarden su forma original, permitirá que las mismas estén listas para ser usadas en cualquier momento, es decir, impecables y sin una sola arruga. Debemos tener cuidado al guardar las corbatas, ya que más allá del material con el que estén elaboradas, las corbatas son todas muy delicadas.

Consejos para guardar las corbatas

Apenas se saque la corbata, se debe guardar en su respectivo lugar y no dejarla tirada sobre la cama o silla. El colgarlas de manera correcta, permite que la marca del nudo desaparezca con mayor rapidez. Otro motivo para guardarlas, es porque las telas de las corbatas en general son muy delicadas y el brillo se puede arruinar fácilmente con la luz natural y el polvo.

Los expertos nos enseñan varias formas de guardar las corbatas para conservarlas en perfectas condiciones por mucho tiempo:

 

  • Lo ideal es contar con un corbatero, el mismo se puede adquirir en cualquier casa que venda corbatas. Estos corbateros se pueden adquirir en varios modelos y costos, adaptándose a la necesidad de cada uno.
  • Sino contamos con un corbatero podemos guardar las corbatas dentro de un cajón o caja alargada, en el cual las corbatas quepan dentro realizándoles un solo doblez (al medio). También se puede recurrir a una percha común, de la que se usa para las camisas o pantalones, obviamente esta percha solo será utilizada para guardar las corbatas y ninguna otra prenda.
  • Si se debe viajar, la mejor manera de llevarlas, es dentro de la maleta y dobladas en dos como si fuera  en el cajón o enroscadas.
  • Bajo ninguna excusa se debe guardar la corbata con el nudo hecho, siempre se deben desarmar antes de guardar. El camino más fácil, es tirar de la parte más fina a través del nudo, pero no es para nada la mas correcta, de esta forma solo se consigue que la corbata se vaya deformando, arrugando y arruinando sus tejido.
  • La forma correcta de desarmarla es siguiendo los pasos contrarios o inversos que se han realizado al armar el nudo.
  • Para un cuidado y guardado perfecto, lo ideal es conservar la funda de celofán con la cual se ha comprado y al momento de colocarlas ya sea en el corbatero, percha o cajón, hacerlo con la funda puesta.

 

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo guardar las corbatas, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

11 valoraciones. El 82% dice que es útil.