Cómo trabajar la arcilla polimérica

La arcilla polimérica (cuyas marcas comerciales más habituales o reconocidas son Fimo, Sculpey y Cernit) son masillas para modelar que han de ser cocidas al calor para endurecerse. Se las conoce también como "plastilina para horno" o como "pasta moldeable", y están ganando muchos adeptos entre la comunidad de creativos y artistas de todas clases, en todo el mundo.

arcilla polimérica es un compuesto que nace del VC, un polímero plástico que se trabaja en un compuesto inocuo, sano y adecuado para su uso en la creación de objetos de todo tipo. En el mercado podemos encontrarla en muchísimos colores mezclables entre sí, incluyendo uno blanco o incoloro, que facilita aclarar otros colores o crear separaciones entre ellos, como también lo hace la pasta de plomo en la técnica de vitraux o vitral.

Para trabajar la arcilla polimérica, debemos tomar porciones de su envase y amasarla con las manos, de preferencia sobre un plástico o cristal, para no hacer transferencia de colores y tintas. Es necesario trabajarla con las manos para que la masa tome el calor de nuestro cuerpo, y obtenga así flexibilidad y elasticidad, de manera tal que pueda ser trabajada con mayor facilidad.

Para conservarla fuera de uso, la arcilla polimérica debe quedar bien envuelta en papel plástico y conservada herméticamente. Sin embargo, la temperatura y humedad de ambiente inciden mucho en su conservación. Si sucede que la masa se ha puesto dura y no podemos trabajar con ella, podremos ablandarla con un poco de aceite de bebés o aceite mineral (también aceite de cocina, como tercera opción) y amasar de a porciones pequeñas, dejándolas reposar bien envueltas para que absorban el aceite.

Si en cambio, la masa ha tomado demasiado calor y se ha puesto muy chiclosa y blanda, podremos endurecerla estirándola en planchas finas y dejándola reposar entre dos papeles, para que estos absorban la humedad extra de la pasta modelable.

Luego de obtener la consistencia ideal de la arcilla polimérica, modelaremos las figuras y objetos, y dejaremos secar un poco, para hornear a 130°C durante 30 minutos. Luego, dejaremos secar.

Una vez cocida, esta masa se puede pulir, lijar, y hasta pintar con esmaltes, pinturas acrílicas, barnices, lacas vitrales, o simplemente barnizar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo trabajar la arcilla polimérica, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

18 valoraciones. El 78% dice que es útil.