Cómo utilizar un rodillo para pintar

Consejos para pintar con rodillo

El rodillo es ideal para pintar grandes superficies ya que nos permite ahorrar bastante tiempo. Este tipo de elemento, propone un resultado parejo, sin las rayas que pueden presentarse ante el uso de pinceles de cerdas.

Un rodillo puede estar fabricado con pelo o espuma y también nos brinda la oportunidad de prolongar el largo de su mango a través de un alargador. Este nos permitirá acceder a superficies altas.

Cómo utilizar un rodillo para pintar

  • Su uso es muy sencillo, se trata solo de impregnarlo de la pintura que vamos a utilizar y luego pasarlos sobre la superficie que deseamos cubrir.
  • Con cuidado, debemos cargar el rodillo en la bandeja o cubeta, haciéndolo rodar dentro de la misma para que se moje toda la superficie. Luego, retiramos el exceso de pintura pasando el rodillo sobre la rejilla o zona texturada de la bandeja.
  • A continuación, pasamos el rodillo por la superficie a pintar con movimientos ascendentes y descendentes primero, luego de manera perpendicular (horizontal), y nuevamente vertical, para lograr distribuir y extender satisfactoriamente la pintura.
  • La superficie deberá quedar totalmente cubierta, con un color parejo y la pintura no debe chorrear ni presentar burbujas.

Nota: No debemos dejar el rodillo con pintura si no lo vamos a utilizar, la pintura se secará y será imposible su posterior uso. Cuando por alguna razón dejemos de pintar durante un tiempo considerable, debemos limpiar con cuidado el rodillo para poder volver a utilizarlo sin inconveniente.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo utilizar un rodillo para pintar, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

17 valoraciones. El 71% dice que es útil.