Cómo reciclar tejidos de hilo o lana

Reciclar tejidos de lana o hilo

En los cambios de temporada, al cambiar y controlar en que estado se encuentra nuestra ropa del año anterior, podemos encontrar tejidos de hilo o de lana. Y el comienzo de cada temporada es el momento ideal para ver si serán necesarios reciclarlos o no, ya sea porque se encuentran pasados de moda, porque ya no nos quedan o porque se nos han manchado.

Por eso, si encontramos un tejido guardado en el placard y cuya lana o hilo se encuentra en buenas condiciones, no dudemos en reciclarlo, de esta manera podremos lucir una nueva prenda y casi sin gastos.

Consejos para reciclar nuestras prendas tejidas

Para reutilizar estos tejidos solo debemos tener en cuenta los siguientes consejos.

Lavar. Antes que nada, lavaremos muy bien la prenda y eliminaremos las manchas que pueda tener. Si no es posible quitar las manchas, hay que marcar las mismas con un alfiler o aguja de gancho.

Cuando la prenda ya este limpia y seca, procederemos a descoser las costuras con cuidado para no cortar el tejido. Es conveniente comenzar por las orillas en las que se cerraron los puntos.

Destejer. Luego comenzamos a destejer y al mismo tiempo vamos ovillando la lana o el hilo alrededor del respaldar de una silla. Cuando lleguemos al alfiler que nos señala una mancha, cortamos el hilo y nos deshacemos de la parte manchada, realizamos un nudo y continuamos. Si la mancha ocupa más de una hilera, descartaremos todo el tramo.

Ovillar. Armamos tres o cuatro madejas (esto dependerá del tejido, si es con mangas largas, sin mangas, de un niño, de un adulto, etc.), las atamos y sumergimos en agua limpia durante unos 30 minutos. Retiramos y colgamos a la sombra y al aire libre.

De esta forma la lana u hilo se alisará. Podremos proceder a ovillar las madejas y estará lista para volver a usar.

Hay que tener en cuenta que seguramente necesitaremos un poco más de lana, por lo que antes de comenzar es necesario adquirir algún tono similar para poder combinar, que se puede utilizar sobre todo en la zona de los puños, cuellos o elásticos. Hablamos de un tono para combinar, ya que es muy difícil encontrar de una temporada a la otra el mismo color, y aunque no haya sobrado algo del tejido, el color no será el mismo, debido al uso y lavados que sufrió la prenda.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo reciclar tejidos de hilo o lana, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

32 valoraciones. El 81% dice que es útil.