Cómo encontrar y reparar un cortocircuito

¿Por qué se produce un cortocircuito?

Muchas veces conectamos aparatos de alto voltaje en tomacorrientes de menor capacidad, o enchufamos varios equipos en un solo tomacorrientes, lo cual incide en las sobrecargas, produciendo el conocido y famoso cortocircuito.

El cortocircuito suele ser entre el tomacorrientes y el electrodoméstico. Los cables pueden estar haciendo contacto porque se soltaron del borne o porque el aislante está roto. La corriente circula por la ruta menos resistente, y cuando existe un exceso, los tapones se disparan, es decir, se suspende la corriente con el fin de que los cables no se quemen y no se produzca un incendio.

Pasos para encontrar el cortocircuito y repararlo

1. Primero lo primero, debemos encontrar el cortocircuito: desconectaremos todo el sistema eléctrico y constataremos que nada recibe alimentación de ningún lado. Una vez chequeado esto, el paso siguiente es localizar la zona donde se produjo el problema.

Los actuales sistemas de instalación facilitan notablemente la localización de daños, ya que aíslan el circuito averiado y limitan los puntos posibles de daño. En este caso, conviene desconectar todos los aparatos y puntos de iluminación que se alimentan de él, e ir probando uno tras otro hasta encontrar aquel que provoca la falla.

2. Si hay fusibles, verificaremos cada uno de ellos. Si la caja contiene llaves térmicas o disyuntor, se podrá verificar cuál saltó. Si los fusibles son de cartucho, deberemos verificar uno a uno con un multímetro, o simplemente con una pila y una lamparita.

3. Si todavía no encontramos la falla, chequearemos el circuito de alumbrado. Para ello, desconectamos el interruptor principal y examinaremos los cables de las lámparas colgantes, ya que suelen romperse por el movimiento luego de un tiempo. Verificaremos el interruptor, quizás se haya soltado algún conductor.

4. Si se realizó algún trabajo en paredes, puede ocurrir que se hayan dañado los conductores que se encuentran dentro de los caños embutidos. Si se ha dañado un cable, deberemos reemplazarlo completamente.

5. Otra tarea será chequear cada uno de los aparatos, pueden tener el cable defectuoso, un fusible fundido o hilos sueltos en el enchufe.

6. Si no se encuentra nada que puede haber generado la falla, pasaremos a reponer el fusible o llave térmica, y luego conectamos los aparatos uno por uno, si hay alguno defectuoso saltará nuevamente el fusible o térmica.

Finalmente, si ya pudimos encontrar y reparar el cortocircuito, reemplazaremos el fusible, activamos las llaves térmicas o disyuntor. Si saltan nuevamente, la solución la dará un especialista.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo encontrar y reparar un cortocircuito , te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

183 valoraciones. El 79% dice que es útil.