Cómo Pintar con Acrílicos

Características del acrílico

Los acrílicos nos brindan una amplia variedad de posibilidades, permitiéndonos realizar todo tipo de trabajos artísticos. Son pinturas de baja toxicidad y olor. Se pueden diluir con agua y trabajar como acuarelas, o bien de forma pura.

Los acrílicos se caracterizan por la rapidez del secado; al cabo de 20 minutos ya se encuentra seca al tacto, y la segunda mano se puede dar a las 5 o 6 horas. Además, se puede agregar más pintura a una base ya pintada, ya que es muy resistente.

La pintura acrílica se puede trabajar sobre bastidor, papel, cartón, telgopor, madera, yeso, bizcocho y todo tipo de superficie porosa, ya que posee un muy buen poder cubritivo.

En la actualidad, los acrílicos no solo los conseguimos en los clásicos tubos, sino que ya vienen en frascos más grandes, ideales para superficies mayores.

Cómo preparar la pintura acrílica

Cuando trabajamos con acrílicos, necesitamos algunos “ayudantes” que facilitarán el resultado del trabajo. Estos son el gel retardador de secado, el glazing y la paleta húmeda.

Gel retardador de secado: Prolonga el tiempo de secado de los acrílicos. Se puede utilizar mezclado con el color o sobre la superficie. No se debe utilizar mucho, ya que la pintura puede empastarse.

Glazing: Se utiliza para aligerar la consistencia de los acrílicos. Si se usa en exceso, la pintura puede llegar a quebrarse.

Paleta húmeda: Suelen utilizarse para mantener la humedad natural de los acrílicos, no es indispensable, pero puede ser de gran ayuda.

Antes de emplear el acrílico, es conveniente darle a la superficie que vamos a pintar una mano de sellador al agua o base acrílica. Esto hará que los poros se tapen, impidiendo que la superficie absorba demasiada pintura y mejorando el resultado final.

También se puede trabajar con espátula, en este caso debemos usar un acrílico de alta viscosidad o mezclarlo con texturizadores para darle mayor volumen.

Por último, si le aplicamos barniz una vez acabado el trabajo, los colores no perderán brillo ni intensidad.

Consejos para pintar con acrílicos

  • Antes de comenzar a pintar hay que remover muy bien la pintura, nunca debemos agitar el balde, no se mezclará correctamente y se formarán burbujas.
  • Lograremos un mejor acabado si damos varias manos finas en lugar de una sola muy cargada.
  • También se pueden mezclar los colores entre si, logrando una amplia gama cromática.
  • Los colores básicos que necesitamos tener en toda paleta son blanco, negro, amarillo cadmio, amarillo oro, verde oxido, azul y la gama de colores tierra, que son muy usados en los trabajos realizados con este tipo de pintura.
  • Las herramientas que usamos para pintar con acrílicos se limpian con abundante agua.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Pintar con Acrílicos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

680 valoraciones. El 92% dice que es útil.