Cómo Limpiar el Cobre

Cómo Reconocer una Pieza de Cobre Puro

Los elementos antiguos suelen ser de cobre puro, mientras que en los más modernos es habitual que el material sea sólo una capa que lo cubre, aplicada sobre otro metal menos costoso.

Para reconocer si la pieza es de cobre puro, puedes probar con un magneto e imán, pues el cobre no logra soportarlo. Con un magneto de la nevera bastará: colócalo en la pieza: si se adhiere, se trata de un objeto enchapado en cobre, si se cae, es una pieza de cobre puro.

También debes saber si el elemento posee un barniz o laca protectora, pues esto modificará el tipo de limpieza. Para saberlo, puedes hacer una prueba en un punto poco visible. Mezcla una cucharadita de vinagre blanco de alcohol con una pizca de bicarbonato de sodio. Toma la mezcla efervescente con un hisopo, y aplica sobre el sector elegido. Si se limpia de inmediato y muy visiblemente, la pieza no tiene laca protectora.

Cómo limpiar los objetos de cobre

Para limpiar objetos de cobre puro con laca protectora, debes lavar la pieza utilizando agua del grifo, caliente, y jabón o detergente de la vajilla. Utiliza una esponja o paño suave para hacerlo, y repasa bien todas las formas y partes del elemento. Enjuaga con agua caliente, y seca de inmediato con un paño limpio y seco, por completo, ayudándote con hisopos para los recovecos y grabados.

Si necesitas limpiar cobre natural sin capa de laca protectora, simplemente deja en remojo de agua caliente por algunos minutos, y luego repasa con un paño limpio y mojado en el agua, sin utilizar el detergente.

Para limpiar metal enchapado en cobre, lo mejor es hacerlo sólo con un paño embebido en una solución de una parte de vinagre blanco de alcohol y dos a tres partes de agua, frotando con insistencia pero de manera delicada. También puedes usar una parte de zumo de limón con dos partes de agua cálida.

Cómo retirar la laca protectora del cobre

Si quieres dar un toque natural al cobre, puedes retirar la laca protectora. Sumerge el elemento en agua (en una olla), y agrega una cucharada de bicarbonato de sodio por cada litro. Lleva a hervor por unos 25 a 30 minutos, y luego enjuaga y seca.

En el mercado puedes encontrar removedores de laca específicos para metales, que son abrasivos gentiles. Se aplica con un paño y se realiza una fricción, luego de dejar actuar el producto. Después, se enjuaga o limpia con un paño húmedo, y se seca bien.

Pulido profundo de objetos de cobre

Para los elementos de cobre natural con o sin laca, puedes hacer un pulido y dejarles un brillo ejemplar. Aunque en el mercado encontrarás líquidos, ceras y cremas especiales para metales, te recomendamos hacer una solución natural y casera para darles una limpieza delicada.

Prepara tu producto pulidor mezclando una cucharadita de sal fina común, una cucharada de harina común sin levaduras ni agregados, y un poco de vinagre blanco de alcohol, para obtener una pasta espesa. Aplica con un paño suave envolviendo tu dedo, cubriendo toda la superficie, y luego frota en pequeños círculos para activar el limpiador. Cuando hayas cubierto toda la superficie de cobre, enjuaga con un paño húmedo en agua y vinagre blanco, y luego seca a la perfección.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo Limpiar el Cobre, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

147 valoraciones. El 86% dice que es útil.